“Mira, si resultara que el seis es nueve, no me importa […] porque tengo mi propio mundo en el que vivir…” -Jimi Hendrix, “If 6 was 9”.

El 6 es 9, el 9 es 6, como Ying y Yang, como día y noche, que no son opuestos sino dos manifestaciones distintas del mismo fenómeno; la rotación de la tierra alrededor del sol. Fenómenos interdependientes, sin día no hay noche, sin noche no habría día. Sólo la realidad hace posible la ficción, ¿sería posible una realidad sin ficción?

mujer flotando en el mar

Ibiza 69, todavía en curso, es la segunda parte de mi trilogía sobre la isla de Ibiza. Continúa donde Ibiza Blanco Desnudo nos dejó, nos traslada de nuevo a esa ibiza mítica presente en nuestra memoria colectiva para disolver y expandir los limites de la conciencia. Con un ritmo hipnótico, nos muestra un alucinado sueño, un viaje interior en blanco y negro. Un mundo que discurre de forma fluida entre realidad y ficción, cuyas fronteras son flexibles e indeterminadas, donde 6 puede ser 9.

pelo enredado en las ramas de un árbol

No es un proyecto con un argumento concreto y un tiempo lineal. Es un vagar mental por mis obsesiones, mitos, recuerdos y deseos. Su tiempo es como el de los chamanes de culturas ancestrales, que no lo conciben de forma lineal, sino circular. – Juan Barte.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar